Noticias

Bibliotecólogo de Unitrópico recibe distinción por su trayectoria

IMG 0012

Inspirado por las lecturas e interpretaciones que desde niño le realizaba su señora madre, Carmen Álvarez Betancur, nació la pasión e interés por sumergirse en el mágico mundo de los libros, para Luis Emiro Álvarez, quien se desempeña como profesional especializado en bibliotecología en la Universidad Internacional del Trópico Americano y tiene una trayectoria laboral que supera los 40 años, la cual es reconocida por la Asociación de Egresados de la Escuela Interamericana de Bibliotecología – ASEIBI de la Universidad de Antioquia y le otorgará el Premio Luis Florén Lozano, máxima distinción a un egresado de la Escuela.

Emiro, un paisa radicado desde hace aproximadamente 10 años en Casanare, que habita durante varias horas del día entre los anaqueles y estantería de la Biblioteca Unitropista, ha tenido una vida marcada por los libros, las lecturas, los lectores y las bibliotecas. Inició su labor desde que tenía 15 años, en el internado de las Granjas Infantiles Jesús Obrero, en el municipio de Copacabana, Antioquia, gracias a la confianza dada por Humberto Pérez Valderrama, quien le dio las llaves de la primera biblioteca el 3 de abril de 1977 y así continuaría por muchas más, destacándose entre estas, la Biblioteca Cooperativa La Esperanza, la Juan Zuleta Ferrer, Piloto y Pan de Azúcar.

“Desde el 2002, he podido recorrer muchas regiones del país hablando sobre bibliotecas y libros, también he trabajado como líder gremial de ASEIBI, miembro activo de la Red de bibliotecas populares de Antioquia y en fundaciones de carácter popular”, destacó Emiro.

Por el azar de la vida, este destacado bibliotecólogo, trabajó en las 16 comunas de la ciudad de Medellín en los estratos 1 y 2; así mismo, en el Magdalena Medio, formulando un plan educativo municipal y en participación ciudadana e información, entre otras bibliotecas.

Para el año 2012, llegó al departamento de Casanare, siendo acogido por la “Universidad que investiga la Orinoquía colombiana”, donde maneja los currículos de la educación superior.  Para este ganador, a quien lo reconocen en el campus universitario como “buena gente”, considera que la biblioteca de Unitrópico se convirtió en un lugar sagrado e inspirador de grandes historias, que lo han llevado a publicar 3 libros con la colaboración de estudiantes, quienes comprometidos dieron su aporte para construir textos de calidad, inspirados en situaciones cotidianas y su relación con los animales que visitan la biblioteca.

Con esta experiencia y el reconocimiento que le será otorgado el próximo 22 de octubre por ASEIBI creada por la Resolución No. 2 del 4 de febrero de 1986 en la Universidad de Antioquia, Alma Mater que lo formó, la comunidad académica y administrativa de Unitrópico se suma a los mensajes de felicitación por tan merecida distinción.